Usando la tecnología al servicio de la educación

Usando la tecnología al servicio de la educación

Con la llegada de Internet millones de cosas en torno a la comunicación se han visto modificadas. Hoy en día prácticamente cualquier persona que tenga una computadora que sea capaz de conectarse a la web puede enviar un mensaje a una persona que viva en otro país o ver una película en el momento en que lo requiera.

Es por eso que muchas escuelas han tratado de utilizar este tipo de ventajas en pro de una mejor educación. El primer desafío es que los salones tengan equipos de cómputo de buena calidad, es decir, que tanto el software como el hardware estén actualizados.

Otros planteles (sobre todo de educación básica) se han percatado de que un alto porcentaje de sus alumnos ya cuentan con una tableta o bien un teléfono inteligente, así que lo que hay que hacer es aprovechar esos gadgets como apoyo y no como una distracción.

Un factor que puede favorecer un aprendizaje más rápido es el correcto uso de las redes sociales (Facebook, Twitter etc.). A menudo escuchamos en la televisión que estas plataformas no deben ser usadas por los pequeños, puesto que éstos se exponen a personas que les pueden hacer daño, no solamente físico sino también moral.

No obstante, se pueden crear canales seguros, siempre y cuando los padres de familia configuren adecuadamente sus equipos con filtros de Internet. Hay herramientas que son gratuitas y ayudan a bloquear contenido utilizando ciertas palabras clave.

Las redes sociales pueden ser usadas tanto de manera interna como externa. Dentro del primer conjunto debemos englobar a aquellas páginas que hayan sido creadas por los propios docentes, para discutir diversos temas respecto a lo que ocurre dentro del plantel (cambios en el calendario escolar, fechas de juntas, análisis de los temas importantes que se tratarán durante la semana etc.).

Del mismo modo, la escuela puede abrir una página en donde sus alumnos, padres de familia y maestros participen de manera amena, generando interacción con diferentes tipos de contenido:

Por ejemplo, imágenes en donde se planteen desafíos, para que así los chicos puedan competir de una manera mucho más abierta. También es importante que en este sitio se les informe a los padres o tutores sobre los eventos que se llevarán a cabo en la escuela (festivales, ceremonias especiales etc.) ya que muchas veces las circulares que se les entregan a los estudiantes se extravían en el trayecto del colegio a la casa.

Naturalmente el uso de las redes sociales no únicamente se limita a los planteles de educación básica. De hecho, es en el nivel medio superior y superior en donde los educandos tienen una mayor interacción.

Un estudio realizado en Estados Unidos dio a conocer que en las principales universidades de ese país, más del 90% de su alumnado cuenta con un perfil de Facebook.

Otro camino de comunicación virtual entre profesores y alumnos puede ser la creación de un blog en donde se comparta información actualizada acerca de temas de interés general. Hay muchas páginas en donde puedes iniciar uno sin que te cueste un solo centavo. Además, el almacenamiento es prácticamente ilimitado, tomando en cuenta que en este tipo de plataformas se coloca más texto que imágenes.